Y TÚ… ¿SABES SI TIENES OBESIDAD?

viamedica-articulo-obesidad

La obesidad es una enfermedad compleja la cual consiste en tener una cantidad excesiva de grasa corporal.

La obesidad no es solo un problema estético, es un problema médico que aumenta potencialmente tu riesgo de enfermedades y problemas de salud, tales como enfermedad cardíaca, diabetes, presión arterial alta y ciertos tipos de cáncer.

Hay muchas razones por las que algunas personas tienen dificultad para evitar la obesidad. Por lo general, la obesidad es el resultado de una combinación de factores hereditarios familiares, el consumo de alimentos de forma incorrecta y el sedentarismo por la actividad diaria o laboral.

Lo bueno es que, incluso una modesta pérdida de peso puede mejorar o prevenir los problemas de salud relacionados con la obesidad. Los cambios en la dieta, un mayor nivel de actividad física y los cambios de hábitos pueden ayudarte a bajar de peso.

¿Cómo saber si padeces obesidad?

La obesidad se diagnostica cuando el índice de masa corporal (IMC) es igual o mayor que 30. Para determinar tu índice de masa corporal, divide tu peso en kilogramos por tu altura en metros cuadrados.

Aquí se tiene un ejemplo de guía para el cálculo de dicho dato

IMC = Peso (kg) / altura (m)2

Ejemplo: Peso = 68 kg, Estatura = 165 cm (1.65 m)
Cálculo: 68 ÷ (1.65)2 = 24.98

El resultado de esta operación, se puede comparar en esta tabla para conocer si se cuenta con obesidad o no.

IMC Estado del peso

Inferior a 18,5 Bajo peso
De 18,5 a 24,9 Normal
De 25,0 a 29,9 Sobrepeso
30,0 o superior Obesidad

¿Qué tan confiable es el IMC como un indicador de la gordura?

La correlación entre el número del IMC y la gordura es bastante fuerte; sin embargo, la correlación varía según el sexo, la raza y la edad. Estas variaciones incluyen los siguientes ejemplos:

  • Con el mismo IMC, las mujeres tienden a tener más grasa corporal que los hombres.
  • Con el mismo IMC, las personas de edad avanzada, en promedio, tienden a tener más grasa corporal que los adultos más jóvenes.
  • Los atletas que entrenan mucho pueden tener un IMC alto por tener una mayor masa muscular, más que por tener mayor cantidad de grasa corporal.

También es importante recordar que el IMC es solo uno de los factores relacionados con los riesgos de enfermedades. Para evaluar las probabilidades de que una persona padezca enfermedades relacionadas con el sobrepeso o la obesidad, el Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre recomienda observar otros dos indicadores:

  • La circunferencia de la cintura de la persona (porque la grasa abdominal es un indicador de riesgo de enfermedades vinculadas a la obesidad).
  • Otros factores de riesgo que tenga la persona de presentar enfermedades y afecciones relacionados con la obesidad (por ejemplo, presión arterial alta o falta de actividad física).

La buena noticia es que la obesidad y el sobrepeso se pueden prevenir a través de unos hábitos de vida saludable, como son la alimentación balanceada y realizar ejercicio de forma regular.